GARGANTA

mal-di-gola-prodotti-naturali

Con el término genérico “garganta” se define el tracto anatómico interno de la parte anterior del cuello formado por la faringe, la laringe y las partes superiores de la tráquea y del esófago. A través de estos canales pasan el aire que respiramos y la comida que ingerimos. Como se intuye de las partes anatómicas que la conforman, la garganta no tiene una estructura Ósea sino que está sostenida por el esqueleto del cuello que se encuentra detrás de ella. Con respecto a los músculos, los más importantes que recubren la garganta en su parte anterior son el esplenio y el esternocleidomastoideo, ambos se encuentran entre los huesos de la cabeza y el externón. Dentro de la cavidad oral se encuentra también la lengua, que cumple un rol esencial en la deglutición, es decir en el paso de los alimentos a través de la garganta.

Por la garganta pasan también vasos sanguí­neos importantes, como la arteria carótida, que lleva la sangre oxigenada al cerebro y la vena yugular que, al contrario, transporta la sangre pobre de oxí­geno hacia la vena cava. Estos dos vasos son esenciales para la vida del organismo ya que nutren el cerebro. Este es el motivo por el cual la garganta es uno de los puntos más vulnerables en los animales y en el hombre.

Se consideran parte de la garganta también las cuerdas vocales, la nuez de adán, la epiglotis y las adenoides. Las cuerdas vocales, formadas por una membrana sutil, se encuentran en la laringe y, junto con la lengua, los dientes y el paladar, forman el aparato vocal o fonatorio. La nuez de adán es una protuberancia del cartí­lago tiroideo de la laringe, su función es la de proteger la laringe. Las adenoidesâ  forman parte del sistema linfático y sirven para proteger las ví­as aéreas de las infiltraciones bacerianas, se encuentran en la rinofaringe, que es la parte más alta de la garganta. Por Último, la epiglotis es una pequeña membrana cartilaginosa que se encuentra entre la faringe, el esófago y la laringe la cual, gracias a un movimiento reflejo involuntario se cierra sobre la laringe en el momento de deglutir para protegerla de la entrada de alimentos.

Diferentes y numerosas son las enfermedades de la garganta ya que, como hemos dicho, está formada por una estructura muy variada: entre las patologí­as que afectan a la laringe recordamos sobre todo la difteria que, empieza en esta parte del organismo y llega a dañar el corazón y provocar la muerte; afortunadamente esta afección ha sido prácticamente erradicada gracias al uso de una antitoxina. En cambio, las inflamaciones pueden afectar tanto la faringe como la laringe y pueden ser tanto de origen viral como bacteriano. No menos graves son la laringitis y la faringitis, la primera puede provocar también estados de afoní­a.

Pero la más grave de las enfermedades es sin lugar a dudas el cáncer, que puede afectar fácilmente la laringe, sobre todo a grandes fumadores o bebedores. La garganta, entonces, es un Órgano delicado y uno de los que más están expuestos al riesgo de contraer infecciones microbianas. Es por esto que es de fundamental importancia cuidarla utilizando remedios naturales adecuados.